WP Rocket, guía de configuración y nuestra opinión del plugin de caché para WordPress del que todo el mundo habla

Configurar WP Rocket 2019

Cada cierto tiempo, aparece un plugin en WordPress del que todo el mundo empieza a hablar y a decir que es una maravilla.

Cuando eso ocurre, a nosotros nos encanta analizarlo y comprobar si todo ese ruido está justificado o no.

Y es lo que hemos hecho con el plugin de cache WP Rocket.

Bueno eso, y crear una guía de configuración muy sencilla para que disfrutes de todos sus beneficios.

Porque aunque sea un spoiler, este plugin es la caña. 😉

¿Por qué instalar WP Rocket?

Respondemos a esta pregunta en una sola frase:

Porque a día de hoy, ningún otro plugin de caché aúna tanta potencia con una facilidad de uso y configuración tan grande.

Porque sí, plugins para la caché de WordPress hay tantos como quieras, pero WP Rocket destaca por encima de todos.

De hecho, es el que recomienda Raiola Networks para mantener la velocidad de carga de tu web alta.

Y hablando de Raiola, recuerda que tienes un cupón descuento del 20% justo aquí. 😉

Guía de configuración de WP Rocket

Cuando hayas terminado con la instalación y activación del plugin, dentro del menú «Ajustes» puedes acceder la configuración de WP Rocket donde, a través de distintas pestañas, podrás personalizar su comportamiento (como se muestra en este vídeo).

Y ahora pasamos a contártelas nosotros. 😉

1. Básicos

Como su propio nombre indica, aquí es donde configurar los aspectos más básico del plugin.

Por ejemplo, te permite seleccionar si quieres que se cree una caché específica para la versión móvil de tu web, la vida útil de la caché, que se carguen solo los elementos cuando son necesarios, etc.

2. Archivos estáticos

Los archivos estáticos hacen referencia principalmente a los que contienen el HTML, el CSS y el Javascript de tu web y por tanto, en esta sección puedes optimizarlos.

¿Cómo? Con opciones como reducir el peso de estos archivos o combinándolos para ahorrar peticiones al servidor.

Incluso cuenta con la opción para que no carguen a la vez y así ahorrar ancho de banda.

3. CDN

Esta sección está pensada para que, en caso de que cuentes con un CDN, puedas configurar el plugin según tus necesidades.

Lo primero que debes hacer, es activar la casilla»CDN» que habilita el Content Delivery Network (por si no te has dado cuenta, son las siglas de CDN 😉 ).

Por lo demás, te permite restringir las páginas que no quieres que carguen a través de él, añadir los CNAMEs, qué hacer en caso de que no cuente con SSL, excluir archivos, etc.

Y hablando del tema, en este post te contamos qué es un CDN.

4. Avanzados

Como se sobre entiende por su nombre, esta sección sirve para llegar a los ajustes que la pestaña  de «Básicos» no permite.

O dicho con otras palabras, te permite afinar el comportamiento de WP Rocket a tu gusto.

En concreto, lo que puedes hacer en esta sección es indicar qué no quieres que pase nunca por la caché (URLs concretas, cookies y agentes de usuario), las direcciones que deben purgarse siempre y demás aspectos de este tipo.

En principio, salvo que detectes un comportamiento extraño o busques un funcionamiento muy concreto, nuestro consejo es que no toques mucho aquí.

5. Base de datos

Si en el apartado anterior es comprometido modificar aspectos, hacerlo aquí puede ser desastroso.

Porque a pesar de que las intenciones son buenas (optimizar tu base de datos para un rendimiento óptimo) la realidad es que borrará partes de ella.

Así que salvo que estés hiper-seguro de lo que haces, casi mejor ni entres en esta pestaña (y si lo haces, que sea con una copia de seguridad de tu WordPress).

6. Precargar

Para muchos esta es la funcionalidad estrella y el motivo por el que WP Rocket está barriendo a su competencia.

Y es que precargar, junto a una configuración óptima del vaciado de la caché, consigue que funcione de manera efectiva, dinámica y automatizada.

Entre sus opciones, tienes por ejemplo la posibilidad de precargar el sitemap de tu web, lo que aumenta su efectividad. Y en caso de que no lo reconozca, te da la opción de introducirlo de forma manual.

Pero recuerda, ¡esa es solo una de las opciones!

7. Varnish

Por si no sabes qué es Varnish, se trata de «un acelerador de aplicaciones web, también conocido como caché de proxy HTTP inversa» (definición extraída de la Wikipedia).

O en un idioma que todos entendamos, es un tipo de caché muy potente. De hecho, lo es tanto que es la que usa Facebook.

Vamos, que es muy parecido a WP Rocket.

Y aunque pueda sonar extraño, son compatibles y lo que consigues en este sección es que se sincronicen de forma automática la purga en ambos servicios a la vez.

8. Herramientas

Esta última pestaña no tiene nada que ver con el tema de configuración del plugin, sino que es una sección con accesos directos a las funciones más comunes.

Desde aquí puedes:

  • Vaciar la caché.
  • Precargar la caché.
  • Purgar OPcache.
  • Exportar ajustes.
  • Importar ajustes.
  • Vuelta atrás.

Y con el tiempo, suelen añadir más herramientas.

Nuestra opinión sobre WP Rocket

En pocas palabras, podemos decir que WP Rocket es el mejor plugin de caché para WordPress que puedes usar a día de hoy.

Sobre todo si lo vemos en su totalidad ya que por ejemplo, W3 Total Caché ofrece más funcionalidades pero en cambio, su configuración es bastante más complicada.

Y ahí reside su principal fuerza y por lo que ha conseguido auparse en lo más alto del podio, el perfecto equilibrio que tiene entre potencia y sencillez.

Pero no es su única baza…

Otro aspecto muy importante de usar este plugin para mejorar la velocidad de carga de tu web, es su servicio técnico.

Porque ante cualquier problema (como incompatibilidad con tu plantilla), sus desarrolladores harán todo lo posible para ayudarte a solucionarlo.

Entonces, recopilamos:

  • Es fácil de configurar.
  • Es potente.
  • Su servicio técnico está a la altura.

¿No es lo que buscarías en cualquier plugin para WordPress? Nosotros sí y por eso, son las razones que esgrimimos para asegurar que WP Rocket caché no tiene rival en su campo.