Descubre qué es un slug y 5 tips para escribirlo de tal manera que Google caiga rendido a tus pies

que-es-un-slug

¿No sabes qué es un slug? Pues tienes un problema gordo, y no por el hecho de no saberlo (nadie nace sabiendo todo) sino porque es algo que afecta de una manera que no imaginas a tu posicionamiento web.

Vamos, que no saber qué es te baja posiciones en los buscadores.

Para poner remedio a eso, aquí te contamos en qué consiste, además de cómo puedes cambiarlo y cuáles son las claves para que sea perfecto. En resumen, todo lo que necesitas saber sobre los slugs.

Y todo eso, acompañado de un regalo al final. 😉

¿Qué es un slug en WordPress?

La definición de slug no puede ser más sencilla: todo lo que hay después del dominio en una página web. Es decir, es la parte que identifica en qué lugar de una página te encuentras. Lo vemos con un ejemplo para que se vea mejor.

Tú ahora mismo estás en www.hostcupon.com/que-es-un-slug. Bien, pues en esa URL es slug es “que-es-un-slug” y “www.hostcupon.com” es nuestro dominio. Y hablando de URLS y dominio, puedes leer nuestros posts sobre las URLS amigables, cómo elegir el dominio perfecto para tu web y su guía de compra.

Cómo cambiar el slug de tus páginas en WordPress

Porque aunque pueda parecer mentira, ese trozo tan pequeño de texto es muy relevante dentro de tu estrategia SEO y por ese motivo, tiene que ser perfecto. Más adelante te contamos cómo tener un slug de 10, pero lo primero es saber cómo cambiarlo.

¿Te interesa cómo escalar posiciones en los buscadores? Entonces no te pierdas este post sobre las mejores claves SEO, o este con los mejores plugins SEO para WordPress. Aunque no siempre necesitas a Google para conseguir visitas.

1. De forma manual

Tan sencillo como ir a la parte de arriba del editor de textos y justo debajo del título, donde viene la URL en azul, pinchar sobre el botón que pone “Editar”. Ahora el slug se ha vuelto editable y puedes poner el que quieras.

que-es-slug-en-seo

2. De forma automática

El CMS por excelencia te permite configurar los slugs para que se creen de forma automática y así, no tener que poner a mano todos y cada uno de ellos. Para ello, los pasos a seguir son:

  1. Entra en el panel del administración de WordPress.
  2. En la columna de la izquierda, sitúa el ratón sobre “Ajustes”.
  3. En el desplegable que aparece, pincha en “Enlaces permanentes”.

A continuación, tendrás en tu pantalla la ventana que te permite elegir cómo quieres que se genere de forma automática el slug para cada página de tu sitio, con opciones como:

  • Simple.
  • Día y nombre.
  • Mes y nombre.
  • Numérico.
  • Nombre de la entrada (la mejor).
  • Estructura personalizada.

En esta última nos detendremos porque, si te fijas, abajo tienes más botones con palabras entre símbolos de tanto por ciento (%), ¿para qué sirven? Para que WordPress asigne de forma automática, por ejemplo, el año de publicación si usas %year% (que es muy útil para posts del tipo “las mejores batidoras del añoQueSea”).

Y por último, no pases por alto el mensaje de advertencia que hay arriba porque, tal y como reza, cambiar el slug de una página que ya está online hace que pierda todo su posicionamiento y empiece desde cero. Así que maneja con precaución este apartado.

que-es-slugs

Consejos para escribir slugs de calidad

Una vez que sabes qué es un slug y cómo modificarlo, llega el momento de enseñarte las claves indispensables para tener slugs como la gran G (y el resto de buscadores) quieren.

1. Cuanto más simples, mejor

Lo que en fútbol se conoce como “cortita y al pie” es el mismo concepto que debes seguir para tus slugs. De hecho, lo ideal es que sea solo la palabra clave que quieres posicionar. 

Y eso no lo decimos nosotros, sino que el mismísimo Google recomienda que la longitud idónea es entre 3 y 5 palabras. “que-es-un-slug” son 4, así que el nuestro por ahora va bien. 😉

2. Separa con guiones

Porque tienes que diferenciar cada palabra y no vale hacerlo de cualquier manera. Es decir, que no valdría “queEsUnSlug” o “que_es_un_slug”. La mejor manera de hacerlo y la única por la que debes optar es por guiones.

La razón no es estética ni nada de ese estilo, es que los robots del buscador por excelencia los traducen como espacios.

3. Nada de símbolos extraños

Graba esto a fuego en tu memoria: un slug solo debe contener palabras y guiones para separarlas. Como ves, incluso quitamos de la ecuación los números que, salvo que formen parte de la palabra clave, sobran.

Es decir que no debes usar asteriscos, paréntesis, comillas y demás símbolos de ese estilo. Lo mismo ocurre con las tildes o con la letra eñe, que debes sustituir por la ene (no te preocupes, Google sigue sabiendo de qué hablas).

4. No puedes tener 2 iguales

Este punto se entiende mejor si imaginas que el slug es como el DNI de las páginas web, no pueden existir 2 con el mismo. Pues lo mismo ocurre con él y de hecho, si usas Yoast SEO te lo marca como un error grave.

5. Apuesta siempre por la naturalidad

Porque aunque lo escribas pensando en los robots de Google, estos han evolucionado mucho y cada vez valoran más la naturalidad. Por eso el slug de este post no es “que-es-slug”, porque no suena bien, parece forzado y queda hasta feo.

No pierdas de vista que lo que más valora la gran G es la experiencia del usuario, y esta solo puede ser buena si todo el contenido es amigable.

Combina slugs potentes con un servidor todavía mejor

Lo prometido es deuda y, ahora que sabes qué es un slug, aquí tienes tu regalo.

Si entras en este enlace, accederás a una lista con las mejores empresas de hosting, cada una acompañada de un cupón descuento para que las contrates al mejor precio posible. Y todo eso aderezado con análisis profundos para que conozcas sus puntos fuertes, los débiles y que así siempre elijas la opción que mejor se adapta a tus necesidades.

¡Y todo eso solo por haber leído un post! 😉