¿Qué es un hosting? ¿Cuántos tipos existen? ¿Cuál debo usar en mi página web? Las respuestas a esas preguntas están aquí

Hoy en día, tener una página web está al alcance de cualquiera. El único problema, es que es un mundo con palabras muy raras que si no entiendes, dificultan bastante conseguir ese objetivo.

Y de entre todas, hay una muy típica y que debes conocer: qué es un hosting web y para qué sirve.

¿No sabes contestas a esas 2 preguntas? Pues si quieres cambiar esa situación nuestro consejo es que leas hasta el final este post, donde contestamos esas y otras posibles dudas.

¡Adelante!

¿Qué es un hosting?

Si vas a la Wikipedia, explican qué significa hosting de la siguiente manera:

El alojamiento web (en inglés: web hosting) es el servicio que provee a los usuarios de Internet un sistema para poder almacenar información, imágenes, vídeo, o cualquier contenido accesible vía web.

O dicho de una manera más simple, es el lugar donde se aloja una página web para que cualquier persona pueda acceder a ella a través de Internet.

Vamos, que un hosting es lo que está haciendo posible que puedas leer este post, las noticias por Internet o cuentes tu vida a tus contactos por las redes sociales.

Como ves, se trata de un concepto muy sencillo de entender. El único problema que puede existir es que tiene muchos nombres:

  • Hosting.
  • Alojamiento web.
  • Web hosting.
  • Alojamiento hosting.
  • Hosting web.
  • Webhost.
  • Etc…

Pero teniendo claro que todas esas son distintas maneras de referirse a lo mismo, el problema desaparece.

Los distintos tipos de hosting que existen

Ahora que hemos aclarado qué es el hosting, el siguiente paso es contratarlo. Pero si ya has visitado alguna web de las distintas empresas de hospedaje web (otro de los nombres que tiene), habrás visto que no existe un único tipo de webhost.

¿Qué diferencias hay entre cada uno? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? ¿Cuál es el que más te conviene a ti? Todo eso es lo que contamos a continuación.

1. Hosting compartido

La modalidad estrella, porque combina un precio económico con unas prestaciones más que suficientes para la mayoría de páginas.

¿Cómo se consigue algo así? La clave está en que en el mismo hosting se alojan distintas web, lo que significa que comparten recursos (memoria ram, procesador, etc) pero cada una en su «parcela» privada.

Un ejemplo en la vida real sería como cuando compartes piso, donde tienes tu cuarto (que es solo para ti) pero el resto de «recursos» (la cocina, la luz, el agua, etc…) los compartes con los demás habitantes.

Como es obvio, esto presenta ventajas y desventajas. Empezando por lo bueno:

  • Es más barato.
  • La empresa se encarga de su gestión y mantenimiento.
  • Puedes controlarlo desde un sencillo panel de administración.
  • Hay distintos paquetes en función de tus necesidades.
  • Y muchos más.

Por el otro lado, tiene estos problemas:

  • Si una web con la que compartes el servidor demanda muchos recursos, hará que la tuya vaya más lenta.
  • Si una web sufre un ataque que afecte al hosting, tu página también se caerá.
  • Los recursos son más limitados.
  • Etc.

A pesar de eso, es la mejor opción para empezar o si sabes que al principio no recibirás muchas visitas.

2. Hosting dedicado

Todo lo contrario al punto anterior, ya que aquí tu página web es la única alojada en el hosting.

Eso significa que todos los recursos están a su disposición y es más complicado que tengas problemas por falta de estos (aunque no significa que no existan).

Como imaginarás, se trata de la opción más cara y solo recomendable para proyectos con mucho volumen de visitas.

3. Hosting VPS

El escalón intermedio entre los 2 tipos de hosting que hemos visto.

Las siglas VPS hacen referencia a Virtual Private Server (servidor virtual privado) y el concepto es muy parecido al hosting compartido solo que, en este caso, se crea una especie de servidor dedicado falso (de ahí lo de virtual).

Es una opción intermedia muy interesante, porque tienes más potencia que en uno compartido pero sin pagar por uno dedicado.

Puedes ver nuestros planes VPS preferidos aquí.

4. Otros tipos de hosting

Los vistos hasta ahora son los principales tipos de hosting que el 95% de las personas utilizarán para sus páginas web, ¡pero hay muchos más!

Pero como solo se usan para proyectos muy concretos, te los contamos de forma resumida:

  • En la nube: la opción más avanzada y pensada para mega proyectos. No se basa en un solo hosting, sino que cuenta con toda una red que aporta recursos casi ilimitados.
  • Elástico: un nuevo escalón que se sitúa entre el hosting compartido y el VPS. Se llama así porque se «estira» en función a lo que necesites. Más información hosting elástico.

También existen los hosting especializados (en WordPress, hosting para WooCommerce, etc) que están diseñados para encajar a la perfección con su principal cometido.

Incluso puedes encontrar planes de hosting gratuitos, que están bien para probar cosas, pero nunca lo recomendaríamos para alojar un proyecto serio.

Cómo escoger el hosting perfecto

Como has visto, el tipo de hosting que debes elegir depende de la potencia que necesite tu página web. Aún así, hay varios características que todo servidor debe tener para asegurarte unos parámetros mínimos de calidad:

  • Disco duro SSD: que garanticen una velocidad de carga óptima (aquí hablamos más de este tema).
  • Servicio técnico: de calidad y que respondan ante cualquier incidencia que ocurra de manera rápida y correcta.
  • Fácil de manejar: para que puedas trabajar con él de forma autónoma, sin perder mucho tiempo ni recurrir cada 2 por 3 al servicio técnico.
  • Seguro: es tu trabajo el que está en juego, así que mejor si lo alojas en un servidor que sea lo más seguro posible.

Cualquier hosting que cumpla todos esos requisitos es un buen sitio para alojar tu página web. Pero si no quieres perder el tiempo comparando, nuestras recomendaciones son Webempresa y Raiola Networks.

En cada enlace tienes un descuento. 😉

Ahora que sabes qué es un hosting web, consíguelo al mejor precio

Porque tan importante es conocer qué es un hosting como ahorrar dinero, ¿verdad? Pues para ayudarte en eso nos tienes a nosotros.

Pinchando en este enlace, accedes a cupones descuento de las mejores empresas de hospedaje web que hay a día de hoy. Solo las mejores a un precio más económico para que cuentes siempre la máxima calidad.

No lo dudes más y aprovecha esta oportunidad… ¡No podemos garantizar que estén disponibles de forma indefinida!