Penalizaciones de Google, los motivos por los puede castigar tu web y qué hacer si algo así te ocurre

penalizado-por-google

Si un día te levantas y descubres que tu web ya no recibe visitas, es probable que Google te haya castigado porque has quebrado alguna de sus “leyes”.

¿Qué puedes hacer en este caso? ¿Cuáles son los motivos para recibir penalizaciones de Google? ¿Qué tipo existen? ¿Puedes recuperarte de algo así? Si tú también te haces esas preguntas y quieres respuestas, sigue leyendo.

¡Al lío!

Lo primero de todo, ¿te ha penalizado Google?

Antes de maldecir a toda la descendencia de Google, es muy importante asegurarse que el motivo por el que tu web no recibe visitas es una penalización y no otra causa. ¿Has tocado hace poco en el archivo robots.txt o .htaccess? ¿Has cambiado de plantilla o instalado un plugin nuevo? Si es así, prueba a restaurar una copia de seguridad y comprueba si todo vuelve a la normalidad.

Si no has hecho nada de eso, todavía no es seguro que sea un castigo de la gran G. Para asegurarte que es una sanción, tienes estos métodos:

  • WebMaster Tools: al acceder a esta herramienta, te saldrá un mensaje indicando si te han penalizado o no (guía de WebMaster Tools).
  • Busca tu sitio en Google: en la barra de búsqueda escribe “site:wwww.tudominio.com”. Si no salen resultados es que Google te ha penalizado.

Con estas simples acciones puedes tener la certeza de que es un castigo (o no).

Los 2 tipos de penalización de Google

El buscador por excelencia tiene 2 formas de sancionar una web:

  • Algoritmo: es cuando las “arañas” del buscador detectan que no estás cumpliendo alguna de las pautas y, de forma automática, penaliza tu sitio. Para colmo de males, no te mandan ninguna notificación si esto ocurre.
  • Manual: a diferencia de la anterior, en este caso es una persona la que decide si tu web merece un castigo o no. Este caso se da porque Google recibe una alerta de SPAM de tus visitas o porque has encendido la alarma en las oficinas del buscador. En este caso sí mandan notificación.

¿Cuál de las 2 es peor? Sin duda alguna la manual, porque cuesta más que la retiren.

¿Te ha penalizado un pingüino o un panda?

¿Qué tienen que ver estos animales aquí? ¿Y cómo es que tienen poder para decidir sobre tu página web? ¿Se nos ha ido la cabeza? Puede que sí, pero no en este caso. 😉

Estos son los nombres de los 2 algoritmos más conocidos de Google para luchar contra los sitios que no cumplen sus requisitos. Cada uno se encarga de una vigilar distintos aspectos y, sus constantes actualizaciones, los han convertido en cazadores incansables.

1. Google Panda

La principal función de este “oso” es analizar el contenido de cada página y comprobar 2 aspectos fundamentales para Google: si es de calidad y original. Pero no es su único cometido.

También es capaz de detectar si el título y dominio de tu web (aquí te contamos cómo elegir el dominio perfecto y cómo comprarlo) está relacionado con el contenido que hay. Por ejemplo, si creas un post con el título “los mejores themes para WordPress de pago” y luego hablas sobre técnicas de black hat SEO, Panda es capaz de detectarlo e indicar a Google que te penalice.

2. Google Penguin

El cometido de este ave es asegurar que los enlaces de tu web son naturales y que ayudan a mejorar la experiencia de tus visitas. Vamos, que el linkbuilding de tu página cumple sus normas.

En concreto, se fija en los links que entran a tu web desde otras ya que su lucha es contra la compra e intercambio de enlaces para subir la autoridad de un sitio. Por eso, mientras no hagas nada raro con ellos y sean naturales, no tienes de qué preocuparte.

¿Qué puedes hacer para anular la penalización de Google?

Como más vale prevenir que curar, nuestro primer consejo es que evites los atajos. Sabemos que el SEO es lento pero si lo trabajas bien como enseñan en los mejores cursos SEO, perdurará en el tiempo y no tendrás que preocuparte de sanciones y cambios de algoritmo.

Pero si la tentación te venció y Google te ha penalizado, para revertir la situación debes hacer lo siguiente.

Lo primero, ¿ha sido de forma manual o algorítmica? En el primer caso, debes hacer una solicitud de reconsideración, que no es más que pedirle a Google una segunda oportunidad, usando este enlace.

google-penalizacion

Por supuesto, debes haber corregido el motivo que te llevó a esa situación antes de mandarla.

Pero si ha sido por un algoritmo, lo “único” que puedes hacer enmendar el error y esperar que Panda, Penguin o el algoritmo que sea vuelva a pasar por tu web y detecte que todo está correcto.

Motivos por los que tu web es penalizada

A continuación, te mostramos la lista de los principales motivos de Google para penalizar una web. Esto es lo que le cabrea, así que mejor evitarlos (aunque ya vimos que no necesitas a Google para conseguir visitas):

  • Velocidad de carga lenta: al buscador de buscadores le gustan los sitios que no tardan en cargar (aquí te contamos todo sobre la velocidad de carga).
  • SPAM: en especial en los comentarios, así que si los tienes activados en tu web, vigila que no se llenen de publicidad (los mejores plugins de comentarios para WordPress).
  • Error 404: el exceso de páginas que arrojen este error hace que Google penalice tu web (Error 404, todo lo que necesitas saber).
  • Sobre optimización: o lo que es lo mismo, escribir para el buscador sin pensar en las visitas. La naturalidad es la clave y lo que más valora.

Las penalizaciones de Google, un tema serio

Casi, o más, que alojar tu web en un hosting de calidad y para ello, aquí tienes nuestro ranking con las mejores empresas de hospedaje web. Pero eso no es todo…

Además de extensos análisis para que elijas siempre la mejor opción, te ofrecemos cupones descuento para que las contrates al mejor precio. ¡No dejes escapar una oportunidad como esta!