Cómo los enlaces internos te ayudan a posicionar tu página web en los puestos más altos de los buscadores

enlaces-internos-en-web

Quieres que tu página web alcance la primera posición en Google, ¿verdad? Y para lograrlo has leído varias técnicas de SEO y entre ellas, una de las más destacadas son los enlaces internos.

Pero, ¿en qué consiste de forma exacta? ¿De verdad que ayuda a rankear en la gran G? ¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de empezar a utilizarlos? Conocer la respuesta a esas preguntas es básico para que tu trabajo salga bien… Y las tienes justo debajo.

¿Te irás sin ellas? 😉

¿Qué son los enlaces internos?

Algo muy sencillo: los internal links (como se conocen en ingles) son los hipervínculos que apuntan a otro lugar dentro de tu página web, como pueden ser:

  • Categorías.
  • Otros posts.
  • La página de inicio.
  • Etc.

Por ejemplo, si enlazamos a nuestra página principal donde tienes los grandes descuentos para las mejores compañías de hosting, se trata de un enlace interno.

Para que quede claro, siempre y cuando no se salga del dominio, es un internal link.

¿Por qué es importante que hagas una estrategia de enlaces internos?

Porque quieres que tu página web consiga las mejores posiciones. No es que vayas a aparecer de forma automática en la primera posición de Google, pero desde luego ayudan gracias a sus beneficios:

  • Reducen la tasa de rebote: porque facilitan que el usuario permanezca más tiempo dentro de tu sitio, que Google interpreta como que tu contenido es de calidad y te premia con mejores posiciones.
  • Facilita la indexación: y como hemos visto en otros posts, todo lo que sea ayudar a la gran G solo trae aspectos positivos a tu sitio.
  • Ayudan a posicionar el contenido nuevo: si tu home tiene suficiente autoridad y desde ella enlazas a tus nuevos contenidos, subirán antes a mejores puestos.
  • Refuerza lo viejo: aunque ya tenga una buena posición, si le siguen llegando visitas de contenido actual, no la perderá con facilidad.

En resumen, son imprescindibles para mejorar tu SEO. * (más adelante te explicamos por qué este asterisco 😉 ).

Los tipos de links internos que puedes utilizar

A la hora de enlazar existen varias formas de hacerlo, todas ellas en función del anchor text que uses. ¿Qué es el anchor text? El texto que forma el hipervínculo.

No te preocupes si no te queda claro del todo, con los ejemplos de ahora se entiende a la perfección.

1. Con la palabra clave a posicionar

Esto es cuando utilizas para crear el enlace solo el texto que contiene la palabra clave que quieres que potenciar en los buscadores. Es una de las opciones más utilizadas, sobre todo por lo sencillo que resulta incluirlo en cualquier sitio.

Por ejemplo, si queremos posicionar “plugins de comentarios para WordPress” desde este texto usamos un enlace del tipo “descubre los mejores plugins de comentarios para WordPress en este post“.

2. Artículos que tienen relación

Otro tipo de los más comunes, y que se trata de recomendar al lector otros contenidos que has creado y que tienen relación con el que está leyendo ahora.

¿Recuerdas el asterisco de un poco más arriba? Pues ese es un enlace interno de este tipo.

3. Artículos que no tienen relación

Vienen a ser lo mismo que los del punto anterior… ¡Solo que mucho más sencillos! Porque no tienes que quebrarte la cabeza pensando si tienen relación o no con el tema que estás tratando.

Esa característica hace que también sean de los más comunes ya que casi puedes utilizarlos en cualquier sitio.

Como por ejemplo, hablando sobre crear una estrategia de enlaces internos lo primero es contar con un dominio, ¿verdad? Pues te dejamos este enlace donde te guiamos en su compra.

4. Enlaces de marca

Cuando hablamos de marca lo hacemos del nombre de tu negocio online y por tanto, este tipo de enlace son los que lo llevan en su anchor text y ahí radica su gran dificultad: a mucha gente le cuesta incluirlo de forma natural.

¿Cómo lo puedes hacer? Por ejemplo así: consulta todas las entradas del blog de Hostcupon aquí.

5. Con la dirección completa

Aquí se trata de algo muy sencillo, que es usar como texto del enlace la URL.

Aunque su uso suele ser en enlaces externos, se pueden utilizar sin problemas para enlazar dentro de tu página web. Es cierto que no son los más agradables a la vista, pero no requieren de naturalidad y llaman mucho la atención.

Un ejemplo sería https://www.hostcupon.com/que-son-las-cookies/

6. Frase + palabra clave

Quizás la opción más utilizada porque combinan a la perfección naturalidad y rendimiento.

Consiste en crear el anchor text con una frase en la se incluya la palabra clave que quieres posicionar. No hay restricción en cuanto a largo o corto sea el enlace, lo único que importa es incluir la keyword.

Por ejemplo, aprende cómo medir la velocidad de carga de tu sitio donde la palabra clave que pretendemos potenciar es “medir la velocidad de carga”.

7. Frase junto a palabra clave

Es justo lo contrario que el punto anterior, ya que consiste en enlazar usando como texto lo que haya antes o después de la palabra clave, pero sin utilizar esta.

Un ejemplo para posicionar “herramientas para emprendedores” con este tipo sería: ahorra mucho tiempo con estas herramientas para emprendedores.

8. Variaciones de la palabra clave

Los robots de Google son más listos cada día que pasa, y eso significa que son capaces de entender sinónimos de las keywords que usas así que, puedes los puedes utilizar como anchor text para tus enlaces sin problemas.

Por ejemplo, si quieres rankear “cómo elegir plantilla en WordPress” puedes crear un enlace interno que sea “cómo escoger theme en WordPress“.

¿Qué enlaces internos usas tú?

Como ves, los enlaces internos no son nada “del otro jueves” y seguro que ya los usas en tu página web. Por eso nos gustaría saber cuáles usas tú, si has detectado que alguno da mejores resultados o si tienes un favorito.

Para hacerlo, solo tienes que continuar bajando hasta los comentarios. Y por supuesto, también puedes preguntarnos cualquier duda que tengas o contarnos lo que quieras referente a este tema.

Mientas comentes, a nosotros nos vale. 😉