Qué son los discos NVMe, por qué son la mejor opción para alojar tu página web y cuál es el mejor proveedor que cuenta con ellos

NVMe SSD

Si te preocupa la velocidad de carga de tu web, ya sabes que los discos duros SSD son la opción recomendada pero, ¿y si te dijéramos que hay otra todavía mejor? Los discos NVMe.

Esta nueva tecnología hace que los SSD parezcan tortugas a su lado, aunque no es la única ventaja que tienen sobre ellos. ¿Quieres conocer sus puntos fuertes, en qué consisten y cuál es el mejor proveedor de hosting que cuenta con ellos? Toda esa información, la tienes a continuación.

¡Empezamos!

¿Qué es un disco NVMe?

Para entender qué es un disco duro NVMe, primero tenemos que contarte cómo han evolucionado los dispositivos de almacenamiento en los últimos años.

Empezando por el estándar (conocido como HDD) y que de forma simplificada, funciona almacenando la información en distintos discos y para recuperarla, debe ir saltando entre ellos con la consiguiente pérdida de tiempo.

Vamos, que son tecnología más lenta.

Para solucionar eso se crearon los discos duros SSD, que conseguían una velocidad de escritura y lectura muy superior a los HDD. ¿Cuál es el problema? Que aunque el disco duro sea muy rápido, si la conexión a la placa base no admite tanta velocidad, se crea un cuello de botella y se pierde rendimiento.

Ahí es donde entran los discos NVMe que en realidad, son discos SSD que admiten un tipo de conexión (PCI Express) mucho más rápida que la tradicional (SATA) y por tanto, se evitan el «embudo».

¿Y qué significa NVMe? Son las siglas de Non-Volatile Memory Express o en nuestro idioma, memoria no volátil express.

Ventajas de usar un hosting con discos NVMe

Como podrás imaginas, la principal ventaja de contratar un servicio de hosting web con este tipo de discos duros en sus servidores es la velocidad de carga que tendrá tu página web.

Pero no es su único beneficio.

¿Quieres todas sus ventajas? Te las contamos a continuación.

1. Una mayor velocidad

Empezamos por lo obvio, que es la velocidad de carga.

La diferencia de tiempo que tarda en cargar una página web almacenada en un disco NVMe y en uno tradicional es abismal, todo gracias a que se elimina el cuello de botella y la información fluye sin limitaciones.

Para que te hagas una idea, mientras que un SSD tiene una velocidad de lectura y escritura entorno a los 500 MB/s, un NVMe alcanza los 3.000 MB/s.

Puedes pensar que no necesitas tanta rapidez, pero no olvides que el tiempo de carga es uno de los factores que valora Google para posicionar tu página web, así que es importante a la hora de hacer SEO.

¡Ojo! Esto no significa que por tener una web rápida vayas a alcanzar el top 1, pero sí que influye de manera directa (por eso es importante usar un plugin de caché en WordPress, siendo el mejor WP Rocket).

2. Soportan más carga de trabajo

Por supuesto, la velocidad de carga no es la única ventaja de esta tecnología. Y es que gracias a un ancho de banda sin restricciones y bidireccionabilidad, los discos duros NVMe son capaces de soportar una mayor carga de trabajo.

Lo que significa que el servidor es capaz de soportar sin problema grandes picos de visitas sin afectar el rendimiento de tu blog.

Esto es muy importante porque aunque todos queremos conseguir muchas visitas (y por eso hacemos cursos SEO), si llegan sin tener nuestro sitio preparado pueden tumbarlo y hacernos perder usuarios.

Un problema serio si quieres ganar dinero con tu web.

3. Es la tecnología del futuro

Por desgracia, a día de hoy esta tecnología no es un estándar y de hecho, en la mayoría de ocasiones solo se incluye en los planes más premium de las empresas de hospedaje web. Pero estamos convencidos de que conforme pase el tiempo (y su coste de fabricación baje), se volverán tan comunes como los discos SSD «normales».

Y todo lo el mundo podrá disfrutar de sus bondades.

Pero hasta entonces, si contratas un servidor con discos NVMe mientras tu competencia sigue con el formato clásico, contarás con una enorme ventaja sobre ella. 😉

Tropical Server, el mejor hosting con discos NVMe

¿Tienes claro que quieres todas estas ventajas para tu página web? Entonces lo único que te queda es elegir un servicio de hosting que ofrezca esta característica en sus servidores y, si nos preguntas a nosotros, el mejor de todos es Tropical Server.

En especial si planeas usar un CMS, porque cuentan con servidores especializados en:

  • WordPress.
  • Joomla.
  • PrestaShop.
  • Moodle.

Para cada opción cuentan con distintos planes y, excepto en Moodle, todos cuestan con discos duros NVMe para garantizar el mejor rendimiento de tu web.

Pero, ¿es velocidad y rendimiento lo único que ofrece esta empresa? Por supuesto que no (aunque son 2 aspectos importantes).

En Tropical Server saben que WordPress es la opción favorita de casi todos para crear una página web y por eso, regalan más de 700 plantillas (incluida Génesis, una de los mejores themes para WordPress de pago).

Además todos sus planes cuentan con servicio de staging sin coste alguno, ofrecen un periodo de prueba de 30 días y si tienes permanencia con tu actual proveedor, te regalan los meses de contrato restantes.

También cuentan con CDN gratis, sus servidores se encuentran dentro del territorio nacional (perfecto para posicionar mejor en España) y hacen una copia de seguridad cada 2 horas de tu sitio (aunque no está de más contar con un plugins de backups).

Como ves, Tropical Server es una opción de calidad. 😉

Otras opciones sin discos NVMe pero de calidad (y al mejor precio)

Puede que tu presupuesto no te permita contratar un servidor con discos NVMe, o quizás tu página no necesita tecnología tan puntera (porque es un blog pequeño, por ejemplo).

Sea por lo que sea, aunque decidas no optar por este tipo de discos sigue siendo importante que alojes tu sitio en un servidor de la máxima calidad y, para que lo hagas gastando lo menos posible, te ofrecemos cupones descuento en las mejores empresas de hosting que existen.

Raiola Networks, Webempbresa y Sered son solo algunas opciones. ¿Quieres verlas todas? Haz clic aquí y empieza a ahorrando dinero.