¿Cuánto cuesta una página web? La inversión mínima que necesitas para crear una

Precio página web y dominio

Siempre se ha dicho que tener una página web no es caro, y que cualquiera puede crearla sin importar su presupuesto.

¿Es eso cierto? ¿Cuánto cuesta una página web? ¿Qué gastos se consideran indispensables? ¿En cuáles merece la pena invertir más? ¿Hay alguna forma de recortarlos?

Todo eso y más, es lo que te contamos en el post de hoy para que te hagas una idea aproximada de cuánto cuesta una web básica.

Cuánto cuesta una página web: los gastos indispensables

La pregunta es clara pero por desgracia, la respuesta es algo más complicada porque el precio de una web depende de muchos factores.

¿Vas a hacerla tú o contratarás a un freelancer o agencia de desarrollo web? Y en caso de elegir la segunda opción, ¿cómo de grande es el sitio que quieres? ¿Cuántas cosas necesitas que se hagan para conseguir lo que quieres?

Todo eso son factores que intervienen en el precio final de una página web creada por un tercero.

Como es obvio, la primera opción es más barata en cuanto a dinero pero necesita que inviertas mucho más tiempo (y como dice el refrán, el tiempo es oro).

Así que en resumen, no hay manera de decir cuánto cuesta una web de forma exacta, O por lo menos aquí no lo encontrarás. Pero sí que te mostraremos a continuación unas cifras aproximadas para que te hagas una idea.

1. Dominio

Junto al hosting, el dominio es uno de los costes con el que debes contar sí o sí.

La buena noticia es que su precio, aunque varía según la extensión y el nombre, suele ser muy económico y rondar los 10€ o incluso menos.

Incluso puede salirte gratis el primer año, porque muchas empresas de alojamiento web lo regalan a sus clientes. Aunque nuestro consejo es que optes por un registrador de dominios.

¿Quieres hacerte con un pero no sabes por dónde empezar? Visita nuestra guía donde explicamos cómo comprar un dominio.

2. Hosting

Una vez conseguido tu dominio para que las DNS hagan su magia, necesitas un servidor web para que cualquiera pueda acceder a tu web.

Igual que ocurre con el punto anterior, su precio varía en función a diferentes aspectos como el tipo de servidor, características extras que ofrezca, reputación de la empresa, etc.

Incluso tienes la opción de usar un hosting gratis si tu presupuesto es muy limitado. Lo que ocurre es que salvo que sea una web de poca importancia, debes descartar esta opción.

Vamos, que si planeas ganar dinero con una página, opta siempre por un servidor profesional.

Y de todas las opciones que hay, ¿cuál es la mejor? Para contestar a esa pregunta tienes 2 opciones: irte a nuestra página de inicio donde hemos hecho un top con los mejores hostings o visitar nuestro post donde te contamos cómo elegir un alojamiento web.

Aunque deberías pasar sí o sí por nuestra home porque es ahí donde tenemos los cupones descuento para las mejores opciones. 😉

3. Herramienta para su creación

De esto no tienes que preocuparte si delegas la creación y diseño a otra persona aunque como es obvio, deberás pagarle por su trabajo.

Y si decides hacerlo tú, tienes una cantidad de alternativas tan grande que nombrarlas todas sería casi imposible. Por eso las hemos resumido en 2: WordPress o Wix.

El primero seguro que lo conoces, porque es el CMS más usado en todo el mundo para la creación de páginas web de cualquier tipo. Y lo es por lo sencillo que resulta su manejo y la cantidad de recursos y material que existen.

Por eso, y porque es gratuito, es nuestra recomendación.

Y si buscas una alternativa te proponemos Wix, una solución de pago que hace todavía más sencillo crear y diseñar una página web. En especial, si quieres montar un ecommerce (de hecho, tenemos un post sobre cómo crear una tienda online con Wix).

4. Redacción de textos

Los textos de tu página web son imprescindibles para lograr un buen posicionamiento en Google.

Si no quieres escribirlos tú, en Internet tienes un montón de redactores autónomos y agencias de marketing que puedes contratar para esta tarea. El precio varía mucho y puede ir desde 1€ cada 100 palabras hasta 10€/100 palabras.

Todo depende de la calidad y experiencia del redactor, la temática del texto y el nivel de conocimientos que busques (cuanto más experto, más caro).

Aunque siempre puedes escribirlos tú y ahorrarte esta inversión. Si se te da bien escribir y te animas, es importante que sepas cómo se optimizan los textos para SEO y qué es la intención de búsqueda.

5. SEO

Aquí tenemos que ser sinceros y si no tienes ni idea de posicionamiento en buscadores, lo mejor es que busques un profesional del sector porque el SEO es un proceso lento, donde los resultados tardan en verse meses y si no se hace bien, es desesperante.

Por no hablar de que si haces algo que no debes y recibes una penalización de Google, salir de ella puede resultarte muy complicado.

El precio de estos servicios tampoco es fijo y oscila entre los 100€ y 500€ (o más dependiendo del sector, tamaño de la web, trabajo a realizar, etc.).

¿Prefieres hacerlo tú? Entonces nuestro primero consejo es que hagas alguno de los mejores cursos SEO de la actualidad porque, aunque en la red hay mucha información sobre este tema, en estos infoproductos todo está condensado y ordenado.

Como ves, el precio de una web depende de muchos factores

Por eso es prácticamente imposible decir cuánto cuesta una web. De hecho, hemos dejado fuera otros aspectos como el diseño, la plantilla, las fotos e imágenes, etc.

Pero esto que hemos visto son los gastos que consideramos indispensables para empezar con un sitio. Cuando comience a dar beneficios, será buen momento para invertir en los otros factores.

Y antes de irte, déjanos darte un último consejo.

Como has visto, puedes «recortar» en todos los puntos pero si hay uno en el que no deberías, es el hosting. Créenos, la diferencia entre usar un alojamiento de calidad y uno barato es demasiado grande como para escatimar.

Así que si puedes permitírtelo, elige Raiola Networks o Sered (de las mejores en relación precio-calidad). Recuerda que tenemos un cupón descuento de cada una. 😉