Comprar un dominio web y hosting, la guía que te enseña todo lo que debes saber

como-comprar-un-dominio

Ha llegado el día. Por fin vas a lanzar a la Red esa idea a la que llevas tanto tiempo dándole vueltas.

Lo tienes todo pensado: el nombre, la temática, tu target… pero no tienes ni idea de cómo comprar un dominio y hosting para tu web. ¡Vaya faena! Porque sin dominio no puedes estar en Internet.

No desesperes, para eso nos tienes a nosotros. Hemos preparado esta super-guía para que, de una vez por todas, puedas arrancar tu «ciber-sueño» con la certeza de saber lo que haces en lo referencia al dominio.

¡La información es poder y aquí tienes un montón!

¿Qué es un dominio?

Si nos fijamos en la definición que hacen en la Wikipedia de este concepto, vemos que es algo muy sencillo:

Extensión o dominio de Internet es un nombre único que identifica a un sitio web en Internet.

Si quieres profundizar un poco más en este tema, puedes echar un vistazo a nuestro artículo de qué es un dominio web  que escribimos en esta misma web.

El tema está en que, a pesar de ser correcta, es una explicación que deja bastante que desear en cuanto a su funcionamiento y otros aspectos. ¡Pero nada de que preocuparse! Para eso estamos nosotros. 😉

Un dominio no es más que una forma única de llamar a una página web. ¿Significa esto que en el servidor se llama así? No.

Cuando escribes ese nombre en la barra de direcciones, en verdad estás accediendo a lo que se conoce como una dirección IP, que son una serie de números muy larga.

Podríamos decir que es como el número de teléfono. Es único, nadie más lo tiene. Ahora, tú no te aprendes los números de tus amigos y familiares, los guardas en tu agenda para que luego, baste con buscarlos por su nombre y llamarlos.

Pues lo mismo ocurre con un dominio. Es una forma acceder a una IP concreta sin necesidad de recordarla. Vamos a verlo con un ejemplo.

Cuando quieres buscar algo, lo más normal es que escribas en la barra de direcciones www.google.es  Pues tal y como te hemos hablado, eso es una «máscara» de la dirección IP 216.58.204.227

Haz la prueba. Copia esa IP y pégala en la barra de direcciones, ¿has accedido a la misma página web? Como puede haber cambiado, te dejamos esta página web donde te dicen la dirección IP del sitio que quieras.

¿Qué tipos de dominios existen?

En este otro post sobre cómo elegir el nombre perfecto para tu dominio, hablamos de este tema. Ahora, toca ver qué significa cada uno.

1. Com

El más utilizado en toda la Red. En su origen, estaba indicado para empresas con intereses comerciales. Hoy en día, en principio, es el que debes utilizar para tu página web.

¿El motivo? Es el más internacional por lo que, si consigues cierta notoriedad, te será más sencillo llegar a todo el mundo.

2. Territoriales

En este caso, se trata de extensiones que indican un país concreto y se suelen usar en dos casos:

  • Indicar que una marca tiene presencia en ese país.
  • Ser más cercano en el territorio.

Algunos ejemplos de este tipo son:

  • .es de España.
  • .de en Alemania.
  • .us para Estados Unidos.
  • .co de Colombia.

Tienen la ventaja de que ayudan a posicionar en Google en las búsqueda del país elegido pero, en el otro lado de la moneda, te costará más hacerlo en otros mercados.

3. Org

En sus orígenes en el año 1985, la idea era que lo usasen las organizaciones pero, con el paso del tiempo, se desvirtuó porque el concepto de organización engloba muchos tipos de empresas.

Hoy en día se usa de forma indiscreta, pero en la mayoría de ocasiones se utiliza para:

  • Organizaciones sin ánimo de lucro.
  • Páginas de software libre.
  • Todo lo relacionado con asociaciones.

Aunque como decimos, se puede utilizar de manera indiscrimada.

4. Net

Al igual que ocurre con los casos anteriores, esta extensión tenía una finalidad que se ha perdido con el paso del tiempo. En su origen, estaba pensado para empresas relacionadas con la tecnología.

En la actualidad, se puede utilizar sin importar a qué te dediques y, de hecho, hay empresas que lo usan como sustitutivo del .com

¿Cómo comprar un dominio con hosting incluido?

Hoy en día, la mayoría de las empresas de hosting regalan un dominio, sobre todo si contratas durante un periodo de un año o más, por lo tanto esto es lo primero que tienes que aprovechar para ahorrarte unos euros nada más empezar.

Algunas de las empresas que ofertan hosting con dominio gratuito el primero año son:

Eso son pon poner un ejemplo, recuerda que en nuestra página de inicio tienes más. Lo importante es que sepas que, en este caso, todo se vuelve mucho más sencillo porque basta con indicar el nombre que quieres registrar en algún momento del proceso de compra y ellos harán el resto.

donde-comprar-dominio

Como ves, no puede ser más sencillo. 😉

¿Y cuándo no lo incluye?

Puede darse el caso en que, la empresa que vayas a contratar, no te ofrezca esta posibilidad. O también puede ser que se te haya ocurrido el nombre perfecto, pero no tengas tiempo de ponerte con la página y, antes de que alguien te lo robe, quieras registrarlo.

Sea por lo que sea, existe la posibilidad de solo registrar un dominio sin necesidad de contratar un hosting. En este caso, el proceso sigue siendo muy sencillo, pero no tanto como el anterior.

¡Es que es complicado que sea más fácil! 😉

La complicación viene porque existen muchas empresas en Internet que ofrecen este tipo de servicio, por lo que elegir la mejor opción requiere tiempo de investigación. Pero más allá de eso, el proceso es casi idéntico al caso anterior.

Para este ejemplo, usaremos Namecheap, uno de los proveedores más recomendado por los bloggers más conocidos.

El primer paso, es introducir el nombre que quieras utilizar y darle a buscar.

como-comprar-un-dominio-en-internet

En la siguiente pantalla, muestra una lista con todas las extensiones en las que está disponible.

como-comprar-un-dominio-online

Si la extensión que buscas está disponible, basta con que pinches en el botón para añadirla al carro y finalizar el proceso de compra.

comprar-dominio

¡Listo! Ya tienes tu dominio sin la necesidad de contratar ningún hosting.

Cómo elegir un dominio web

A la hora de iniciar un negocio online, te puedes encontrar en dos puntos relacionados con el dominio.

  • Que por la urgencia, hayas comprado el primero que se ocurrió.
  • Que no te decidas por ninguno y estés retrasando el lanzamiento.

Pues tenemos una mala noticia: ambas opciones son un problema gordo.

Saber cómo elegir un dominio que cuadre y sirva con tu negocio no es algo que se deba hacer a la ligera. Pero eso no significa que valga el primero que se te venga a la cabeza.

como-elegir-nombre-de-dominio

¿De verdad es tan importante elegir bien un dominio?

Sí, lo es. Tienes que pensar en el dominio como si fuese tu nombre, solo que en La Red.

Una vez que escojas uno, es cómo todo el mundo te conocerá y no podrás cambiarlo. Bueno, sí que podrás pero la gente no te reconocerá por el nuevo. Cierto es que siempre podrás hacer una redirección del viejo al nuevo pero, ¿para qué complicarte la vida?

Además, el nombre es parte de tu negocio, da personalidad y te hace destacar frente a toda tu competencia. En general, es lo que te diferencia.

Si esa no es razón de sobra para no elegirlo a la ligera… no sabemos qué será.

3 consejos para saber cómo elegir un dominio

Una vez que ha quedado claro la importancia que tiene elegir un buen nombre para tu dominio, ha llegado el momento de que sepas cómo llegar a él.

Para ayudarte con esta tarea, te contamos a continuación tres consejos que, si los sigues, te facilitarán mucho el trabajo.

1. Método KISS

No hablamos de que salgas a la calle y empieces a repartir besos, ni que escuches la discografía de esta mítica banda.

KISS es el acrónimo que sale de la expresión «Keep It Simple, Stupid!» que en castellano significa «mantenlo simple, ¡estúpido!».

Este es el Santo Grial de un nombre perfecto, y eso conlleva evitar:

  • Acentos
  • La letra ñ.
  • Símbolos raros.

Incluso el uso de guion o barra baja se debe impedir a toda costa.

Siguiendo con esta mecánica, es recomendable que utilices un nombre que aparte de ser sencillo de recordar, sea fácil de escribir.

Porque todos conocemos al actor que salió en Terminator, Desafía Total y Conan… Arnold Schuache, Swatche, Zscwac… ¡Schwarzenegger!

Este hombre puede permitirse el lujo de que su página oficial sea www.schwarzenegger.com, pero para tu negocio mejor que busques otro más simple.

Tampoco es bueno que, si el nombre de tu negocio está formado por dos palabras y la primera termina con la misma letra que empieza la segunda, lo utilices como dominio.

Imagina que tu negocio se llama Bicis Sergio. La gente no sabrá si tu URL es bicissergio.com o bicisergio.com

Recuerda: Keep It Simple!

2. ¿.com o .es?

En principio siempre .com…. sobre todo si planeas lanzar una tienda online. Piensa que vas a estar en internet, ¿por qué limitar tu alcance solo a tu país?

Puede que ahora empieces con aspiraciones muy bajas pero quién sabe, a lo mejor tocas la tecla correcta y tu negocio empieza a crecer a nivel mundial. En ese caso, agradecerás haber comprado esa extensión.

Optar por uno más local solo tiene sentido en negocios que se centrarán en su región como:

  • Restaurantes.
  • Peluquerías.
  • Talleres.
  • Etc.

Y después de decirte esto, nuestro consejo es que compres ambos. Es más, si puedes permitirte el .org y .net mejor que mejor.

¿Por qué? Porque así evitarás que si logras cierto reconocimiento, alguien los compre y se aproveche de tu nombre (o hasta te robe clientes).

3. Pregunta a tus amigos y familiares

A mucha gente le da entre miedo y vergüenza compartir con los demás los posibles nombres que han pensado.

Si eres de ese tipo de persona, vence esa sensación y muéstralo al público. Es la mejor manera de saber si:

  • Suena bien.
  • Es fácil de recordar.
  • Se asocia con tu idea.
  • Etc.

Incluso puede que a alguien se le ocurra uno mucho mejor que el tuyo o alguna forma de mejorarlo.

Piensa que, varías cabezas piensan mejor que una sola. 😉

Las distintas opciones que tienes

Llega el momento de ponerse manos a la obra y darle al «coco» para encontrar ese nombre ideal para usar de URL.

Y para que no lo des muchas vueltas a cómo elegir un dominio adecuado, te indicamos que, básicamente, tienes 3 opciones.

1. Usar tu nombre y apellido

Esta es la mejor opción si planeas lanzar una página web para posicionarte como un experto en alguna materia:

  • Diseñador gráfico.
  • Maquetador web.
  • Etc.

Piensa que Internet es un lugar muy frío donde la transmitir confianza es muy complicado. Por eso, si lo primero que oyen de ti es tu nombre, esa barrera se hace más salvable.

2. Usa la palabra clave

Lo que se conoce como ir al grano o no marear la perdiz. Eso sí, puede resultar algo más complicado porque debes llevar a cabo un estudio para tener seguro que escogerás la más indicada.

Pero tiene una gran ventaja, y es que la gente sabrá de qué va tu negocio solo con saber tu dirección. Además, y aunque no está demostrado, sí que puede ayudarte a conseguir mejores posiciones en Google.

Un ejemplo típico de esto podría ser ofertasenbañeras.com

3. Usa el nombre de tu negocio

No vamos a descubrir la pólvora con esta opción, pero ya conoces como le puedes dar una vuelta de tuerca más para hacerlo más atractivo.

Y si no fíjate en nosotros. Somos una página web que ofrece cupones de descuento en los mejores servicios de hosting y, ¿cuál es nuestro dominio? 😉

Si te fijas, cumple todos los requisitos que te hemos contado:

  • No tiene caracteres extraños.
  • Se asocia con nuestra idea.
  • Es sencillo.
  • Con la extensión .com

Además, le puedes añadir la palabra clave y tener una combinación ganadora. Por ejemplo, si tienes una asociación de perros que se llama Arriba esa pata, tu dominio podría ser asociaciónarribaesapata.com en vez de arribaesapata.com a secas.

Como puedes ver, elegir un buen dominio no es tarea sencilla y hay que pensarlo bien antes de comprarlo.

Preguntas frecuentes sobre cómo comprar un dominio web

Como has visto, para comprar un dominio no se necesitan grandes conocimientos técnicos ni estudiar un ingeniería. Es un proceso muy sencillo que todo el mundo puede hacer si bien es necesario desde un principio tener claro cuál vas a elegir o cómo lo vas a enfocar.

Como somos conscientes de aún puedes tener dudas sobre este tema, hemos recopilado y contestado las más comunes para que te vayas de aquí siendo todo un experto. 😉

1. ¿Cuánto cuesta comprar un dominio?

No existe un precio establecido para un dominio. Es más, como te hemos contado, el precio depende de la empresa en el que lo compres.

Si te fijas en la imagen del proceso de compra en Namecheap, verás que el .com cuesta 7,51 €/año, pero puede que otro sitio sea más barato… ¡o más caro!

La cantidad a pagar también varía en función del tiempo que contrates. Es decir, te saldrá mucho más barato si pagas por 2 años que por 1 por lo que, si lo tienes claro, nuestro consejo es que optes por esa opción.

Eso sin contar que muchas empresas de hosting te lo regalan el primer año. Además, su renovación suele ser muy barata.

2. ¿Puedes comprar un dominio y usarlo en tu hosting?

Sin problema, se puede hacer a la perfección. Eso sí, salvo que por tema de precio te merezca la pena, nuestro consejo es que no optes por esta opción.

¿Por qué? Porque ya has visto lo sencillo que resulta que tu alojamiento gestione también tu dominio, ¿para qué complicarte más?

3. ¿Qué significa “en periodo de espera”?

Puede darse el caso que, al intentar registrar un dominio, recibas este mensaje o uno parecido, ¿qué significa?  Que algo «raro» está pasando con él.

Lo normal es que esté envuelto en algún tipo de disputa judicial y, por lo tanto, nadie pueda reclamarlo hasta que quede todo solucionado.

4. ¿Es posible cambiar un dominio una vez registrado?

No, no es posible. Es como las fotos hechas con cámara réflex, una vez tomadas, no hay vuelta atrás. Por eso es importante que no tengas prisa y que te tomes tu tiempo.

5. ¿Qué ocurre si caduca mi dominio?

A pesar de que muchas compañías ofrecen la opción de hacer la renovación automática, si no la activas (o no la tienen) y se te pasa, puedes verte en un lío gordo. Y no pienses que es algo extraño… ¡le paso hasta a Google y la broma le costo 6.000 dólares!

Por suerte, las empresas cuentan con que tengamos mala memoria y nos dan un «periodo de gracia» que dura entre 1 y 45 días. Durante este tiempo, el dominio dejará de estar operativo pero todavía podrás renovarlo.

Y si a pesar de eso, se te olvida, aún tienes una última oportunidad llamada «periodo de castigo» que, como imaginarás por su nombre, no es la opción ideal… sobre todo porque podrás recuperarlo pero a un precio mayor.

Comprar un dominio y hosting ya no tiene secretos para ti

A partir de hoy, cuando alguien tenga una duda sobre algo referente a los dominios o alojamiento web, ahí estarás tú para ayudarle cual superhéroe… ¡Super Dominio al rescate! 😉

Recuerda que una vez cumplido el año de dominio gratuito tendrás que renovarlo, pero no te preocupes, la propia empresa de hosting te avisará cuando llegue el momento con antelación para que lo hagas y puedas seguir disfrutando de tu hosting con dominio igual que lo venías haciendo hasta ahora.